Artículo original de: El Debate
Por María Fernández

Apesar de los intentos de la sociedad por mantener la natalidad, el Gobierno no hace más que poner trabas. La controvertida ley del aborto se ha convertido en uno de los derechos más indestructibles de nuestra sociedad. Tanto, que desde el primer año de la nueva orden de 2010, impuesta por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, más de un millón de fetos no han nacido, 427.567 de ellos en 2022, cuando el equipo de Sánchez de forma incongruente busca aumentar los nacimientos.

Con el Gobierno de Mariano Rajoy las cifras del aborto comenzaron a descender. Por el contrario, el índice de fecundidad se mantuvieron. Situación que empeoró en 2018, cuando Sánchez entró al poder. Desde entonces, a pesar de sus planes, como el que anunció el pasado mes de junio de regular un año de cotización extra a quienes tengan hijos, la natalidad ha caído en picado.

En este sentido, el 2022, último año del que se tienen datos de nacimientos y de abortos, España ha abierto una senda hacia el fracaso. Ese año, en nuestro país vinieron al mundo 329.251 niños, de los cuales 169.602, el 51.51 %, fueron varones y 159.649, el 48,48 %, mujeres.

Según los datos, nacieron 8.129 niños menos que en 2021, con esto, el número de nacimientos disminuyó un 2,4%. La tasa de natalidad en España (número de nacimientos por cada mil habitantes en un año) fue en 2022 del 6,88, un índice de natalidad muy bajo. Además, el índice de fecundidad (número medio de hijos por mujer) fue 1,16.

Estas cifras, el mínimo histórico, parecen no importarle al Gobierno de Sánchez, que sigue aplaudiendo la imposición de la que fuera ministra de Igualdad, Irene Montero, con la ley que no permitió nacer a 98.316 fetos en 2022.

Los números ha incrementado con respecto al año 2021, cuando se produjeron 90.189 infanticidios, lo que supuso un aumento del 9,01 % con respecto al pasado año. Del total, el 27 por ciento se llevaron a cabo entre la octava semana (dos meses) y la 14 de gestación (cuatro meses).

Asimismo, lejos de priorizar la natalidad, aunque el Ejecutivo lo prometa, Sanidad, órgano del mismo, pretende seguir garantizando este político derecho a todas las mujeres en la sanidad pública, aunque el médico se niegue.

En definitiva, si esta ley nunca hubiese existido y se hubiese dado una oportunidad a los no nacidos, en el 2022 nuestro país hubiera disfrutado de 427.567 nuevos bebés, la cifra más alta desde 2015, cuando vinieron al mundo 420.290.

Loading...

NEOS se presenta en Valencia

24 de febrero de 2022

18:30h - Ateneo Mercantil de Valencia

Puedes seguirlo en directo en este enlace a partir de las 19:00h.

Si deseas asistir al evento, haz clic aquí:​